diumenge, 14 d’octubre de 2012

Gripe porcina

Sólo faltaba un virus, no sobra con lo de la crisis...

Hace unos días que la gripe se ha considerado como "pandemia". Se multiplican las alertas en el mundo. Inglaterra ya ha cerrado sus fronteras a la importación de carne porcina (pues tienen antecedentes: la Encefalopatía espongiforme bovina, más conocida bajo el nombre "Enfermedad de la vaca loca").

En efecto, se reúnen y ya nos imaginamos que van a encontrar el remedio para luchar contra el virus o, a lo mejor tranquilizar a la población con palabras reconfortantes. Nos dirán que todo está controlado, que el aislamiento de los casos (escasos?) ha permitido la desaparición de dicho virus.

Me parece bien. No estoy aquí, escribiendo, para criticar a las tácticas estatales para mantener el control sobre las poblaciones.

No. Porque soy consciente que, aunque sea malo, hay que manejar con una población infantilizada y dormida.
No. Porque creo que ahora es necesario ponerse frente a la raíz del problema. Responsabilizarse. No esperar al remedio, que por supuesto van a encontrar y por medio de algunas decenas de euros si se trata de una vacuna... Claro, el sistema está hecho para solucionar no para elegir el buen camino de la prevención. Claro que la solución se cobra... La prevención se piensa.

Cual podría ser la raíz del problema? Pues no hay que buscarlo en la biblia tampoco en las constelaciones. No no no. No les pido tanto. Sólo se trata de buscarlo en su plato... a la hora de comer. Igual que millones y millones de personas, usted se come cada día su pedazo de carne.

Se come tanto que pagamos impuestos para que haya anuncios gubernamentales, pidiéndoles de comer menos y así evitar obesidad, problemas cardiovasculares, canceres, etc.

Se come tanto que hay que intensificar cada vez más la cría de todo tipo de carne. Se intensifica tanto que las ganaderías recorren a vegetales transgenicos (por su presupuesta "productividad") y antibioticos (por el reducido significativo del nivel de mortalidad de las crías).

Se produce tanto que la combinación de factores, herramientas y tecnologías permita la aparición de estos "imprevistos". De donde se creen ustedes que salieran estos viruses? Por el mando de dios? Para erradicar a sus propias crías que se han vuelto los primeros parasitos de su más bonita creación la Tierra... Sería un buen cuento para asustar a las futuras generaciones creyentes pero creo que no... Basta con los cuentos. Hay que responsabilizarse.

No, porque llegamos a un punto que nuestra capacidad a alterar las cosas alcanza tal nivel que no controlamos nada. Y aunque podamos controlar, hoy o mañana, pues... dependerá de la rentabilidad de la mercantilisación de dicho control...